cerradura electronica de huella dactilar

¿Qué son las cerraduras electrónicas?

Todos queremos sentirnos seguros y protegidos en nuestros hogares o mantener bien protegidos nuestros locales o negocios. En estos últimos años, los ladrones y okupas han mejorado o innovado en las técnicas para forzar las cerraduras por lo que se hace necesario mejorar los niveles de seguridad de las viviendas y actualizarse con los cambios. 

Uno de los nuevos métodos para mejorar la seguridad son las cerraduras electrónicas. Se trata de cierres con los que no se utilizan llaves y que se abren o se cierran mediante lectores electrónicos de huellas dactilares, tarjetas electromagnéticas, mandos a distancia o teclados de códigos. Sin embargo, todas estas cerraduras tienen en común el modo de carga, que es a través de la electricidad o mediante una batería.

Tipos de cerraduras electrónicas

 
En función del sistema que se emplee para activar la apertura de la cerradura, se pueden diferenciar cuatro grandes grupos:
  • Cerraduras con lector de huellas digitales: son cerraduras muy comunes y cada vez más empleadas, especialmente en empresas. Se trata de un lector láser que escanea la huella del dedo y acciona el mecanismo de apertura de la huella al tenerla registrada en su sistema.
  • Cerraduras electrónicas de código: son más simples que las anteriores y son similares a los teclados de las cajas fuertes. La persona que quiera activar la apertura debe teclear el código correcto.
  • Cerraduras con mandos a distancia: se emplea un mando configurado con el código correspondiente a una determinada frecuencia. Este tipo de cierres suele ser el más habitual en las puertas de garajes.
  • Tarjetas o llaves: que pueden ser magnéticas o de proximidad, son aquellas que incorporan una banda magnética o un sistema de códigos de seguridad por radiofrecuencia. Las primeras se accionan al leer la banda magnética correcta y las segundas se accionan al acercar la llave o la tarjeta al lector, del mismo modo que las tarjetas de crédito en los datáfonos.
Otro de los sistemas que existen, aunque no es el más empleado por el momento, es la apertura de cerraduras a través de aplicaciones por bluetooth. Son la última novedad del sector y funcionan a través de la señal WiFi o el Bluetooth, permitiendo su apertura desde el teléfono móvil.

Ventajas e inconvenientes de las cerraduras electrónicas

Como principal ventaja de las cerraduras electrónicas hay que destacar que son mejores que los modelos tradicionales ya que solo la persona con el código, la tarjeta o la llave correcta puede desbloquearlas. Además, este tipo de cierres son difíciles de duplicar y puede ayudar a llevar un control de acceso y facilitar el registro de los tiempos de jornadas de trabajo o accesos indebidos o no deseados.

Por el contrario, las cerraduras electrónicas dependen por completo de un suministro de energía eléctrica. En caso de haber una avería eléctrica, este tipo de cerraduras dejan de funcionar y, además, el cableado de una puerta con este sistema de seguridad es mucho más costoso que el de un cierre tradicional.

cerradura electrónica con tarjeta de acceso

Además, en el caso de que su fuente de alimentación sea una batería, esta se tiene que recargar para continuar en funcionamiento. En el momento en el que la batería se agote, la cerradura electrónica dejará de funcionar. A esto hay que sumar que este tipo de cerraduras, al depender de la tecnología, pueden quedar obsoletas o necesitar actualizaciones constantes para mantener su funcionamiento, igual que los móviles.

¿Las cerraduras electrónicas merecen la pena?

 

Teniendo en cuenta los datos mencionados, es posible que se pregunte si la instalación de una cerradura electrónica merece la pena. La realidad es que, aunque sea un sistema más costoso de instalar, su nivel de seguridad es mucho mayor que el de las cerraduras convencionales.

Además, los datos biométricos o que se transmiten a través de radiofrecuencia son muy difíciles de duplicar. Por esta razón, son herramientas que permiten una mayor restricción de accesos y de registros de actividad y se pueden instalar en cualquier tipo de puerta.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que al no ser cerraduras tradicionales están expuestas a fallos técnicos de suministro energético que impidan su uso.

Cerraduras para viviendas o negocios en Seguridad Soler

 

Si has descubierto las cerraduras electrónicas, te aseguramos que con ellas podrás garantizar una mayor seguridad en tu vivienda o local además de mejorar el control de entradas y salidas así como de accesos indebidos a la casa o al recinto.

Si quieres cambiar tu cerradura, Seguridad Soler somos una empresa con más de 75 años de tradición familiar en el sector de la seguridad. Trabajamos con la mayor seriedad y eficiencia para ofrecer la mejor protección a viviendas, locales, oficinas, industrias y empresas. Además, trabajamos con los mejores proveedores y fabricantes y contamos con nuestro propio servicio técnico al que puedes recurrir si tienes alguna emergencia en seguridad.

Si estás buscando una empresa con la que instalar una cerradura electrónica, no dudes en ponerte en contacto con Seguridad Soler y te atenderemos lo más rápido posible sin compromiso alguno. Nuestros profesionales te orientarán y asesorarán para elegir la cerradura que mejor se adapte a tus necesidades y que te proporcione el mayor nivel de seguridad posible.

Para alcanzar un mayor nivel de seguridad, la instalación de una cerradura electrónica puede ir acompañada con otros sistemas como cámaras de videovigilancia o puertas de seguridad, tanto para exterior como para interior.

Adquiriendo nuestros productos, recibirás la máxima garantía y una excelente relación calidad-precio. Además, nos dedicamos a la fabricación de cajas fuertes, cámaras de videovigilancia y alarmas, complementos perfectos para garantizar la seguridad de su vivienda o negocio y de los objetos más valiosos en el caso de intrusión.

Deja un comentario