CAJAS FUERTES PEQUEÑAS


Las cajas fuertes pequeñas son opciones acertadas cuando se trata de proteger elementos de tamaño reducido. Son prácticas, de diseño compacto y cumplen con todos los parámetros de seguridad necesarios para garantizar la integridad de su contenido.

Comprar una caja fuerte pequeña

Antes de comprar una caja fuerte pequeña es necesario prestar atención a los aspectos que debe incluir su diseño, ya que de sus características dependerá el uso correcto de este mecanismo de seguridad


Las cajas fuertes de menor tamaño son las ideales cuando se necesita proteger valores en casas particulares, por sus dimensiones, se pueden ubicar fácilmente dentro del hogar de forma discreta.

Para elegir una caja fuerte pequeña se deben tener en cuenta aspectos como:

 

  • El volumen del contenido y su tamaño, determinan las dimensiones y la capacidad de la caja de seguridad debe ofrecer para que sea funcional. 

 

  • La ubicación en la que se va a colocar la caja fuerte es un detalle vital, pues para que sea práctica debe estar en un lugar discreto, lejos de la vista de visitantes o curiosos.

 

  • La estructura de la caja debe presentar un diseño eficaz y los materiales de fabricación ser óptimos en dureza y composición. 

 

  • Las cajas ideales están provistas de propiedades anticorrosivas, no las afecta la humedad, ni la temperatura extrema. Protegen su contenido de la acción del agua y el fuego. 

 

  • Las características del diseño de la caja influyen en el tipo de ubicación que tendrá, el grosor de las paredes, hacia dónde abre la compuerta y el peso son factores importantes. 

 

  • La instalación de una caja fuerte pequeña necesita de un anclaje para fijarla en un lugar en específico, lo cual incrementa la seguridad. 

 

  • El nivel de seguridad que presenta la caja se corresponde con el tipo de cerradura que ofrezca, si combina métodos mecánicos, electrónicos con códigos de acceso, digitales o las tradicionales que necesitan del giro de una llave. 

 
 

Precio de una caja fuerte pequeña

 

El precio de cajas fuertes pequeñas se establece en función de la calidad, las prestaciones y los elementos de seguridad que se incluyan en el diseño de la misma. 

 

Existe una amplia variedad de cajas pequeñas de seguridad, los precios de la configuración estándar para una medida de entre 20 y 40 litros de capacidad es de 80 euros. 

 

Además, si el modelo incluye la cualidad de ser ignífuga, el coste puede elevarse hasta 100 y 150 euros. 

 

Las cajas de seguridad pequeñas y empotrables pueden costar entre 140 y 240 euros. 

 

Las que cuentan con dimensiones de más de 50 centímetros e incorporan dispositivos de cierre electrónicos, con sistemas de retardo y bloqueo, pueden tener un valor de 400 euros. 

 

 

Tipos de caja fuerte pequeña

 

Las cajas de seguridad pequeñas se clasifican en diferentes tipos, según las particularidades de su diseño.

 

Cajas fuertes pequeñas para empotrar

 

Es un modelo frecuentemente utilizado, ideal para el resguardo de bienes de alto valor en residencias particulares y comercios.

 

Se fabrican en materiales fuertes como el acero y el hormigón con fibras metálicas, esto incide en su durabilidad, resistencia y garantiza la protección de su contenido. 

 

Se ubican en lugares estratégicos de la habitación y su nivel de seguridad puede ser muy alto, ya que combinan diferentes técnicas de apertura con pantallas de interfaz digital y teclado electrónico.

 

Cajas pequeñas de seguridad portátiles

 

Este tipo de cajas fuertes garantiza la seguridad de tus objetos más valiosos en cualquier lugar. 

 

Su diseño compacto te brindará la seguridad necesaria para que tus documentos personales, llaves, dispositivos de almacenamiento, tarjetas o dinero en efectivo queden protegidos eficientemente. 

 

Son fabricadas con chapas de acero macizo, muy resistente a golpes, rasguños e intentos de apertura forzada. 

 

Pueden combinar opciones de cerradura como la electrónica y mecánica con llave. Incluyen una práctica asa para transportarlas con comodidad.

 

Cajas fuertes pequeñas camufladas 

 

Las cajas de seguridad camufladas presentan un diseño compacto y diferente, donde el objetivo es simular ser un elemento cotidiano. Pueden colocarse como parte de la decoración, entre libros, lámparas e incluso colecciones de artículos antiguos.

 

El objetivo principal es pasar desapercibidas e integrarse con otros elementos, para que no puedan encontrarlas fácilmente. Son ideales para el resguardo de dispositivos electrónicos.

 

Cajas pequeñas de seguridad para hoteles

 

Es frecuente que en las habitaciones de los hoteles y centros deportivos se utilicen cajas de seguridad pequeñas para la protección de los objetos de valor de los huéspedes. 

 

Usualmente son empotradas y presentan un nivel alto de seguridad, combinan diferentes métodos de cierre donde generalmente el usuario puede configurar su propia clave de acceso. 

 

Además, algunos modelos incluyen un método biométrico como elemento de seguridad extra, lo cual es una garantía más de privacidad.

 

Cajas fuertes pequeñas baratas

 

Las cajas fuertes pequeñas baratas ofrecen prestaciones básicas de seguridad con precios asequibles. 

 

Se trata de un producto que va a resguardar tus pertenencias, por lo que la calidad es un aspecto importante a considerar, así como las particularidades de la caja. 

 

Las cajas fuertes pequeñas de menor coste son las que presentan métodos de cierre estándar o clásicos, como los sistemas de seguridad mecánicos con cerradura de llave y la ejecución de giros de disco hasta conseguir la combinación adecuada para su apertura.

 

 

¿Por qué adquirir una caja de seguridad pequeña?

 

Las cajas fuertes pequeñas disponen de las características esenciales de seguridad, ofrecen un alto nivel de protección contra robos y siniestros, como incendio, derrumbe o inundación. 

 

Los factores de riesgo son muchos, por esa razón, los objetos irremplazables por su valor o función específica deben permanecer a salvo en cualquier instancia. 

 

La caja pequeña de seguridad se fabrica en función del tamaño, volumen y tipo de elementos que va a contener. Su diseño es fuerte y sencillo de ocultar. 

Se prefieren generalmente para uso personal, sus dimensiones y su diseño robusto mantienen intactos y protegidos los artículos esenciales o de valor irremplazable que poseas ante el deterioro por humedad o fuego. 

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTRAS CAJAS FUERTES PEQUEÑAS?

Seguridad Soler lleva años de experiencia como proveedor de cajas fuertes pequeñas. Póngase en contacto con nosotros a través de este formulario y le atenderemos lo antes posible.