control de acceso en recepción

Soluciones de seguridad con control de accesos

Cuando hablamos de controles de acceso se suele hacer referencia a aquellos sistemas electrónicos y tecnológicos que permiten la entrada y salida de personas autorizadas a distintas zonas que han sido previamente identificadas: sistemas con llaves, biométricos, etc.

Sin embargo, al hablar control de acceso también nos referimos al personal de seguridad privada que se encarga de vigilar el acceso de personas no autorizadas a distintos espacios acotados, ya sea en eventos, espacios de negocio, centros comerciales, centros educativos, fincas, fábricas, obras, barrios privados o comunidades de viviendas. Habitualmente se suele confundir con los vigilantes de seguridad.

Aunque contar con un sistema de control de accesos electrónico ofrece un extra de tranquilidad, en este caso vamos a destacar aquellos controles realizados por personal de seguridad que facilitan llevar un registro de entradas y salidas capaces de detectar la intención de acceder por personas no autorizadas para ello.

¿Qué es un control de accesos?

 

Se conoce como control de acceso a un servicio que habitualmente ofrecen las empresas de seguridad privada. Aunque suelen confundirse con los vigilantes de seguridad, los controladores no tienen permitida la intervención en casos de delitos, ni pueden retener a las personas o solicitar su identificación más allá de lo establecido por las normas de control de accesos. Por el contrario, los vigilantes de seguridad se encargan de la seguridad del lugar y tienen la capacidad de actuar en caso de necesidad ante delitos o intrusiones no deseadas.

¿De qué se encarga la seguridad privada?

El controlador de una empresa de seguridad privada debe cumplir varias funciones:

  • Registro del lugar: una de las principales tareas de un controlador de accesos será observar que el lugar del que se ocupa esté en las mejores condiciones en cuanto a seguridad. Debe ser capaz de identificar errores en los accesos que comprometan la seguridad del lugar.
  • Identificación: identificar a la persona que quiere acceder al lugar es el principal cometido de estos trabajadores. Debe comprobar a través de la documentación que es la persona que dice ser. De esta forma evitará situaciones de riesgo gracias al control y la supervisión. También puede encargarse de la recepción de paquetes y distribuirlos a sus destinatarios siguiendo unos protocolos de seguridad.
  • Mantener el orden en el lugar: un controlador de acceso también debe estar al tanto de las actividades que se realizan y ser capaz de identificar cualquier actividad sospechosa o que no esté cumpliendo las normas de seguridad del lugar.
cerradura electronica de huella dactilar

Controles de acceso electrónicos

 

A pesar de contar con controladores, también se pueden disponer de sistemas electrónicos que permiten llevar un control de accesos. A través de estos sistemas se permite la entrada y salida de aquellas personas que han sido autorizadas previamente validando una información y que es gestionada por la organización del lugar.

Actualmente existen diferentes tipos de controles de accesos electrónicos que se adecúan a las necesidades del propietario o del lugar: escaneo de códigos QR, tecnología inalámbrica NFC, tarjetas electrónicas, pulseras de acceso rápido, aplicaciones móviles o lectores biométricos como los de huellas dactilares, que son uno de los más habituales.

¿Por qué es importante controlar los accesos?

 

Como cualquier otro sistema o dispositivo de seguridad, los controles de acceso permiten tener el dominio y el registro de las personas que entran en un determinado lugar y, en este caso, cuyo acceso está limitado.

De esta manera, este sistema sirve como barrera contra aquellas personas que no tienen autoridad para entrar o frente a intrusiones a lugares sensibles como puede ser un banco, una oficina o un centro de estudios donde se hace necesario limitar el acceso únicamente a aquellas personas que forman parte de la plantilla.

En el caso de los eventos, los controles de acceso, además de ser lugares donde prevenir y evitar la entrada de artículos peligrosos o personas sin autorización, también suponen una forma de evitar superar el aforo permitido y tener el lugar controlado de una mejor manera.

Seguridad para viviendas, comunidades y locales

 

Los controles de seguridad se pueden aplicar prácticamente a cualquier espacio, ya sea público o privado gracias al trabajo de los controladores. Sin embargo, para conseguir un mayor nivel de seguridad es necesario contar con otros elementos como cámaras o alarmas. 

En Seguridad Soler nos encargamos de la instalación de cerraduras de seguridad, Circuitos Cerrados de Televisión y Vídeo (CCTV), videocámaras y alarmas. Nuestro equipo especializado en la venta e instalación de estos sistemas de seguridad se encargará de realizar una asesoría previa a la instalación para conocer las mejores opciones y tener un sistema de seguridad completamente efectivo. 

Contamos con profesionales especialistas dentro de este campo que cuentan con los conocimientos y la experiencia necesaria para ofrecer recomendaciones sobre diferentes tipos de sistemas de seguridad y vigilancia con el fin de que encuentres lo que estás buscando. 

Realizamos instalaciones tanto en viviendas particulares como en negocios, locales, oficinas o cualquier espacio comercial, ya sea al aire libre o en interiores.  

Si está interesado en instalar un sistema de seguridad adicional al control de accesos, puede contactar con nosotros y le ayudaremos a mantener la seguridad de su vivienda, negocio o cualquier espacio que necesite un nivel de protección superior.

Deja un comentario